martes, 28 de marzo de 2017

¡Sígueme & te sigo!

Qué tal lectores?

En esta ocasión les tenemos una iniciativa que vimos en algunos blogs y que queremos aplicar en el nuestro, se llama Seamos Seguidores y es una buenísima idea para blogueros que apenas están iniciando en este mundo y que necesitan lectores para su blog.


Es bastante simple, la idea es que si tienes un blog con el dominio blogspot nos sigamos entre nosotros (tipo twitter) y así nos ayudamos mutuamente.
Solo tienes que seguir mi blog y dejar un comentario en esta entrada con el link de tu blog para que yo también te siga. Ustedes crean en su blog una entrada como esta para que los demás sepan que igual están participando con esta iniciativa y así los otros bloggers los sigan.

Si están de acuerdo pueden seguirme y dejar abajo el link de su página.

Reseña: Fairest


Título Original: Fairest

Editorial: VR Editoras (Traducción)

Número de Páginas: 177

Autora: Marissa Meyer

Edición: Tapa blanda sin solapas.

Tipo de libro: No. 3.5 de 4

Adaptación: Ninguna.


SINOPSIS: 

Espejito, espejito, ¿quién es la más hermosa? Acércate más y te contaré una historia: los oscuros secretos de la reina, que he anhelado develar.

Si en Cinder, Scarlet, y Cress odiaste a Levana, no te puedes perder la oportunidad de conocer su historia. Una historia que nadie contó... hasta ahora.

En esta fascinante precuela de Crónicas Lunares, Marissa Meyer nos vuelve a sorprender con un relato sobre el amor y la guerra, la codicia y la muerte.

El final está cada vez más cerca... 

Para leer esta reseña debes haber leído Cinder, Scarlet y Cress.
Ya que lo que cuenta, sucedió mucho antes de eso, pero explica sucesos de los libros anteriores. Si lo lees, lo haces bajo tu propio riesgo.


 Como nos dice la sinopsis, habla sobre por qué Levana es como es. Y aquí todo comienza antes del nacimiento de Cinder, en la adolescencia de Levana, si podemos ser más exactos. Y nos despeja la duda de quién era ella, y los misterios que recorren su historia junto con la de su hermana. 

Según cuentan, Channary (la hermana de Levana) era mala, pero mala, mala hasta la médula, tanto que cuando eran pequeñas utilizó su don lunar con su hermana, provocando que la apariencia de esta cambiara radicalmente. Algo que la acomplejó por el resto de sus días.

Los personajes: 

 Primero tenemos a Channary, la hermana mayor de levana. Esta mujer sube al trono debido que a sus padres los asesinó un vacío (Si, es un spoiler de la primera hoja, no se preocupen, no soy tan mala). Pero tanto Channary como a Levana les viene valiendo un pepino lo que les sucedió.

Tres días después del luto nacional, Channary sube al trono. Pero ella mostraba ser una reina demasiado narcisa. Solo ella y su belleza, sus vestidos, maquillaje y le encantaban los espejos ya que no utilizaba su don sobre ella. La belleza que mostraba era natural y los vestidos y joyas también. Ella prefería usar su don para dominar al resto de la corte, sus súbditos y a los terribles terrícolas.

Lo que ella decía era ley y Levana siempre le tuvo celos, ya que veía que a su hermana no le importaba el pueblo, ni lo que necesitaran. En el reinado de Channary fue que los problemas de la tierra empeoraron. Ella fue la que autorizó la creación de la Letumosis, también la mutación de los hombres lobo. 

Levana tenía una inteligencia superior a la de Channary pero al ser ella la segunda sus opiniones no contaban. Levana sabía que podía hacer crecer la gloria de Luna, sobrepasar a los terrícolas y su fuente de recursos naturales gloriosos. Pero; ella no era la reina.

 Como dije, es la historia de Levana, así que a los pocos capítulos Channary resulta embarazada ¿De quién?... Nueve meses después nace una hermosa bebé que es la adoración de la reina, y un problema más para Levana, hasta que... la reina se muere.

Levana toma el poder, intensifica la Letumosis, planea nuevas estrategias para los hombres lobo.

Channary antes de morir le comenta a Levana que quiere apoderarse de la tierra, pues bien, ahora que ella está muerta, Levana es la que tomará su puesto, cambiando obviamente los planes que tenía la difunta reina.

Levana tenía un estira y afloje con su apariencia, nunca lograba encontrar un look (si lo podemos llamar así) que le resultara convincente, un día tenía una cara, otro otra, su cabello, su cuerpo; era una de indesiciónes hasta que llega esa mujer que resulta ser la esposa del hombre de quién siempre estuvo enamorada Levana. 

Esta mujer era la más bella en todo el pueblo, o eso es lo que decía la gente, así que, por azares del destino también muere y Levana toma su apariencia. (Sí, boom, otro spoiler, pero valía la pena decirlo... Estoy siendo cuidadosa con lo que digo). 

Aquí ya entendemos muchas cosas que, o no sabíamos, o solo intuíamos debido a la información que nos dió Marissa en los libros anteriores. Nos mencionan a los abuelos de Scarlet, a los padres de Cress y de dónde viene Jacin. Y nos explican unos cuantos enredos que van a pasar en Winter.

En mi opinión Channary no era la mala, mala que me pintaban en los libros anteriores. Pero debo admitir que lo que le hizo a Levana si fue horrible.

Lo que me encanta de este libro es que no te hace sentir simpatía por Levana, es más, la sigues odiando y por mi parte la odié aún más. 

Levana es una de las mejores villanas que he leído, está tan bien construida que estoy de acuerdo que le haya tocado un libro (aunque sea pequeño) en su honor. Es un libro de tan solo 177 páginas, y debo admitir que el final no me convenció mucho. Lo sentí demasiado apresurado.

Me han preguntado si es necesario leerlo antes de Winter, y la respuesta para mí es un SÍ. Ya que nos termina de aclarar el paisaje y dejarlo listo para el tan esperado desenlace, en Winter solo nos mencionan unas cosas que en este libro sí nos explican, y al no saberlas puede que le quite el sabor al final.

Levana es una de mis villanas favoritas y estoy deseando saber cómo termina. 

🌟🌟🌟🌟🌟/5

lunes, 27 de marzo de 2017

Reseña: Cress

Título Original: Cress

Editorial: VR Editoras (Traducción)

Número de Páginas: 577

Autora: Marissa Meyer

Edición: Tapa blanda sin solapas.

Tipo de libro: No. 3 de 4

Adaptación: Ninguna.


SINOPSIS:
Había una vez una joven de cabello largo y dorado que fue encerrada en una torre sin puertas ni escaleras. 
Cinder, Thorne, Scarlet y Wolf son los fugitivos más buscados. Juntos, planean destronar a la reina Levana y destruir su armada. Todas sus esperanzas están puestas en Cress, una joven hacker que se encuentra atrapada en un satélite. Durante toda su vida, estuvo rodeada de pantallas, observando, espiando. Lo único con lo que siempre soñó fue con ser libre. Y finalmente logra escapar, pero el precio que deberá pagar es más alto de lo que ella imagina. Mientras tanto, Levana está empecinada en que nada ni nadie le arruine su boda con el emperador Kai. ¿Qué será capaz de hacer con tal de cumplir su objetivo? 


*ESTA RESEÑA PUEDE CONTENER SPOILERS DE SCARLET Y CINDER*
Sino has leído ninguna de las dos anteriores te sugiero que no lo leas.


Si algo tienen estas crónicas es que pueden demostrar que las terceras partes te llegan a sorprender mucho más de lo que te imaginas. Incluso más que el primer libro, qué normalmente siempre es el mejor. xD

Nuevamente Marissa Meyer nos cambia de ambiente y protagonista. Dejamos la tierra para mudarnos a un satélite y cambiamos de perspectiva. A la valiente Scarlet y a la decidida Cinder las dejamos a un lado, para mostrarnos el lado popuesto de la moneda, una tímina e indecisa chica de largo cabello rubio que está encerrada en un satélite  y que solo sueña con ser libre.

 Comenzaremos con los protagonistas.

Cress es una chica tímida que siempre a estado a cargo de la traumaturga Sibil Mira, que una vez cada cierto tiempo llega al satélite a dejarle comida, un cambio de vestuario y a renovar las pobres esperanzas de Cress de que algún día dejará el satélite para vivir como una lunar reconocida que ayudó a la corona a destruir a los terribles terrícolas.

La verdad que el retrato que me encontré en google no es como me lo imaginaba, aquí la siento mayor a como la describen en el libro. 

Segun Marissa, Cress tiene 16 años, es bajita y muy tímida pero con la misma intensidad es muy inteligente, la mejor hacker que tiene la reina levana. Cress es la que a entorpecido la tecnología de la tierra permitiendo la llegada de los hombres lobo. Y también es la que le colocó el D-COM a Naisi y habló con Cinder en el primer libro ya que decidío dejar de estar bajo las órdenes de Levana.

También es la resposable de que los gobernantes de la tierra sean incapaces de dar con la robada Rampión ya que Cress interfiere con los satélites. Debido a la alta tecnología con la que cuenta sabe absolutamente todo sobre los tripulantes de la Rampion, desde Cinder hasta Wolf. Y sobre todo del capitán Carswell Thorne de quien sin pensarlo está perdidamente enamorada y sueña de que algún día él, específicamente, la vaya a rescatar del cautiverio en que la tiene la reina.

¿Por qué Cress, decide ayudar a Cinder? Porque descubre secretos de Levana que la hacen cambiar de bando.

Y hablando de cambiar, ahora nos dirigiremos al lado masculino. Vamos a conocer mejor a este enigmático personajes que nos a dejado en duda desde el primer libro. ¿Que hacía Thorne en la cárcel de New Beijin? ¿Por qué la Rampión es una nave robada? ¿En serio es un Capitán o es puro cuento? Aquí ya lo podemos ver mejor aunque a mí desde un principio me parecio un personaje increíble. La verdad que por un momento dejé de ser #TeamKai ya que su carácter me facina. Thorne es algo narciso, pero narciso del divertido, buena onda, aunque no puedo negar que me ponía los pelos de punta. Thorne es tan... tan... tan... Thorne ._. 

Con estos protagonistas que me da Meyer los shipeo mucho y fangirleo como una desquiciada ¿les pasa lo mismo?

Alto, rubio, de ojos azules y musculoso, no debemos olvidar los músculos :v son parte fundamental del cuerpo xD.

Aquí toma el mando del libro, pasamos casi el 80% del libro con él y cada vez que seguía leyendo, más me enamorada. Aquí sufrimos con Thorne todo lo que nos dejó en suspenso su estadía en los libros anteriores, Cress resulta ser para él algo más que una bella dama a la cual su "perro corazón" comienza a querer, aunque sufrimos ya que el romance entre estos dos es casi nulo comparado con el desarrollo romántico entre Kai y Cinder y nada que ver con lo encaramelado que se mantienen Wolf y Scarlet (que es mi pareja favorita de la saga).

Algo que si puedo aplaudir es que Marissa logra un balance exacto, ni mucho amor, ni mucha lucha, lo tiene todo tan friamente calculado que me asusta.
 
Este libro es muy gordo, y ninguna de sus páginas aburre. Aquí volvemos a ver a personajes que se quedaron en incógnita en Scarlet y descubrimos los últimos desbarajustes que quedaron en hilo. Y también como es costumbre de esta queridísima autora nos despedimos de uno de quién nos encariñamos mucho (bueno, por lo menos yo). Lloré en las últimas páginas, al descubrir secretos y reeencuentros y despedidas que me rompieron el corazón en cachitos. Pero también en las últimas páginas grité de emoción al ver a Cinder en acción con respecto a la boda de Kai y Levana. Osea, sí, un pequeño spoiler, Cinder y Kai se vuelven a ver las caras. ¡Y vaya reencuentro! También grite cuando Scarlet... ejem... eso... eso... y Wolf también. ¡¡ Y Thorne, por Dios!!

Cada libro supera al anterior, aunque debo decir que esta es la protagonista que menos me gusta, me acostumbré mucho al gran carácter de las dos anteriores, pero al final, siento que le tomé mucho cariño sobre todo en el final del libro. Cuando a ambas nos rompieron el corazón nuevamente.

También aquí nos relata muchas verdades sobre los lunares, la población pobre de la roca espacial y que no son lo que los líderes de la tierra piensan que son. También nos dan una ligera idea de porqué Levana odia a los vacíos y para qué le sirven. Es decir, en esta tercera parte nos aclaran el paisaje para la guerra final, sin contar que también conocemos al protagonsita del libro final, que me cae como patada en los intestinos. Posiblemente en Winter lo ame, pero aquí bien me dan ganitas de romperle su hermosa cara en gajos. ¿Ya les dije que quiero mezclar a todos los portagonistas de este libro en la licuadora y me salga uno con todas sus cualidades? 

También conocemos más a Winter, y lo que le sucede en luna. El trato entre ella y Levana y esa extraña hermosura que es opacada por unas terribles cicatrices. 

Kai retomó un poco de protagonismo comparado con el libro anterior. Cinder siguió con su ardua tarea de derrocar a Levana y Marissa ha logrado mantener un equilibrio para que la verdadera protagonista no quede en el olvido. Scarlet si deja de verse bastante y Wolf también. Iko es un mate de risa, ahora que es la nave es tan ocurrente que siempre que habla me río, aunque sea de estúpideces, pero me río.

Iko es el mejor elemento de esta saga, sin ella, las cosas serían tan aburridas. Pero no hay que quitarle métiro a nadie, esta saga es lo que es, por la mezcolanza de todos estos personajes.
 
Levana sigue siendo una mala magnífica, y nuestro querido metiche, el soldado Jacin empieza a darnos dolores de cabeza.  

Marissa me sigue sorprendiendo, logró encajar otra historia que no tenía nada que ver con las anteriores, aunque este libro contiene el menor porcentaje de parecido con el cuento original, por el momento. Aunque me facina que haya sido así, siento que de haberle agregado más del cuento habría perdido la escencia de la trama de Meyer,
 
Puedo decir que ya me olía otro final abierto, es lógico, lo sé. Aún hay un cuarto libro pero dejarlo así... ¡¿Pero ASÍ?! ._.

¿La han leído? ¿Qué esperan?

La saga de Crónicas Lunares es Magnífica.   

🌟🌟🌟🌟🌟/5