martes, 14 de marzo de 2017

Reseña: Scarlet

Título Original: Scarlet

Editorial: VR Editoras (Traducción)

Número de Páginas: 426

Autora: Marissa Meyer

Edición: Tapa blanda sin solapas.

Tipo de libro: No. 2 de 4

Adaptación: Ninguna.

Sinopsis:

Hace dos semanas la abuela de Scarlet desapareció sin dejar rastro. Ella sospecha que la han secuestrado, así que cuando la policía renuncia repentinamente a seguir con la investigación, toma la decisión de continuar la búsqueda por su cuenta, aunque esto implique introducirse en los bajos fondos de la ciudad. 

Allí tropieza con Wolf, un feroz luchador callejero que quiere ponerle las cosas difíciles. Pero Scarlet no es el tipo de chica que se amedrenta ante un matón, por muy atractivo que sea, así que, cuando se da cuenta de que él puede ser la única conexión con los secuestradores de su abuela, no dudará en pedirle ayuda.

Juntos deberán sumergirse en el oscuro y peligroso mundo de la mafia. Y descubrirán que su historia está irrevocablemente unida a la de una ciborg, Cinder, que se encuentra en caza y captura en todo el planeta.



Esta reseña puede contener spoilers de Cinder, así que si no has leído el primer libro de la saga, te recomiendo que no leas esta reseña. 
Y si lo haces, es por tu cuenta y riesgo.



Después de la increíble sorpresa que fue Cinder, y agradeciendo que ya tenía en espera a Scarlet, inmediatamente comencé a leerlo.

Al principio fue raro, ya que me había encariñado demasiado con Cinder, Kai e Iko. Así que como soy algo desesperada, empecé a ojear el libro buscando algo que dijera "Cinder" pero después mi conciencia lectora me mandó al principio y seguir fiel a las páginas de la autora.

Y vaya que fue genial.

Scarlet es el retelling de La Caperucita Roja, así que debemos esperar a la abuela, al lobo y obviamente a la Caperusa. 

Pero, ojo, no deben esperar encontrarse con nada parecido a la historia original, Meyer nos tiene una caja de sorpresas que nos hará sudar, y lo digo literal. 

Fue increíble ver como Marissa logró combinar estos dos clásicos, la verdad empezar Scarlet es el mayor desafío para seguir con las Crónicas lunares, ya que cambiamos de protagonista (por así decirlo). Y no solo de protagonista, dejamos New Beijin a un lado y nos centramos en Europa, así que el escenario cambia radicalmente.

Al principio no le ponía mucha atención a esta nueva protagonista, pero después del segundo capítulo mi opinión dió un giro de 180 grados. 

Mientras Cinder es ridiculizada en televisión por los accidentes en el baile, y es la fugitiva más buscada en todo el mundo, Scarlet trabaja en la granja de su abuela, siendo la mejor agricultora de verduras, y sobretodo de tomates en todo el pueblo. Un día llega a un restaurante a dejar mercancía y escucha que los comensales están burlándose de la pobre Cyrborg que perdió el pie en la escalera. Scarlet se enfrenta a ellos, se pelea con el jefe del restaurante y sale enojada a su nave. Justo en ese momento le lleva un mensaje a su pantalla portátil diciéndole que la policía decide dejar de buscar a su abuela, que lleva desaparecida dos semanas. Maldiciendo a diestra y siniestra se encuentra con un joven de aspecto extraño. Serio, atractivo y con algo salvaje que la atrae. Ahí es en donde la vida de Scarlet cambiará para siempre.

Aquí descubrimos muchas cosas que en Cinder solo fueron ligeramente inferidas. Se empieza a aclarar el panorama, y si de algo puedo estar segura, es que Marissa Meyer, cada dato que nos da, hay que ponerle ojo porque es una pieza fundamental en el futuro.

Empecemos describiendo a los protagonistas de este libro:

Scarlet es una muchacha pelirroja, de 18 años. Hija de una madre que la abandonó de pequeña y un padre ¿borracho? (no recuerdo bien ese dato) que se crió en la granja de su abuela (Michelle Beonit), la mujer que ella idolatra. Un día el padre de Scarlet ya no regresa y la pequeña se queda definitivamente con su abuela. Esta le enseña a cocinar, a cultivar la tierra e incluso a disparar. Es una gran piloto de naves espaciales y una chica de carácter fuerte, decidido y no se deja domar de nadie. No hay punto de comparación entre Cinder y Scalet, lo que me encanta de esta autora es que puede crear tantos personajes y tan únicos que se siente la vibra de cada uno al leer. 
Su apellido es Beonit, y cree conocer a la perfección la vida de su abuela, hay ciertos datos que a ella siempre le han parecido sospechosos, pero es tal la confianza que le tiene, que no piensa que son asuntos importantes. Le tiene un gran cariño a su granja, es capaz de todo por ella y por su abuela. Cuando esta desaparece una tarde, Scarlet hace de todo por rescatarla, incluso confiar en un muchacho de carácter extraño, fuerza sobrehumana pero con unos ojos que la dejan sin aliento. 

Debo decir que en asuntos de romance, este libro fue más ligero en ese sentido. Es decir, en Cinder, ella todavía niega que quiere a Kai, y Kai se da golpes con el pie de Cinder en la cabeza negándose a creer que puede tener sentimientos hacia la Cyborg. Pero aquí es más directo, más sincero. Pero la verdad no molesta. Quiero decir, hay libros en donde el amor es instantáneo. A tal punto que en la segunda página ya se están jurando amor eterno, pero aquí empieza como desconocidos con derecho, si le queremos poner un  nombre. 

En cambio Wolf es un hombre de coraza dura como el hierro, pero un corazón tan noble y tan lindo que te derrite, unos sentimiento imposibles de creer y si queremos poner melosa la cosa, es capaz de besar el suelo por donde camina Scarlet (créanme, no exagero), ¡ah! y un dato gracioso, ama los tomates. Todo esto se debe a lo que vivió, de donde viene, su niñez y en lo que es ahora. Puede que suene raro pero lo podemos nombrar como un nenón. Este hombre se pierde sino está Scarlet con él. La adora a tal punto de... (¡Ay! Creo que aquí ya nos estamos metiendo a terreno delicado). Sigamos en el punto de la adora. La verdad no encuentro la palabra para describir lo que siente Wolf por ella, pero para simplificar, este hombre mata por ella. Dando un poco de Spoiler al asunto de de Wolf, podemos decir que tiene un hermano y que él es un arma secreta. ¿Les piqué la curiosidad? Otro spoiler que iremos descubriendo con forme leamos el libro es que Scarlet está siguiendo los mismo pasos de su abuela. 

El encuentro de Wolf con Scarlet no es coincidencia, nada de lo que le está pasando últimamente a la joven granjera francesa es coincidencia.
Primero, todos creemos que Wolf es un chicos callejero y que siempre busca meterse en alguna pelea. Por esa razón es que tiene la cara llena de cicatrices, la verdad es que el retrato que me encontré en google, con esos ojos verdes... (Está bien, ya fangirlee mucho xD) le hace mucha justicia.

Sinceramente Marissa crea unos hombre tan perfectos, y tan lindos que en lo personal me dan ganas de meterlos a todos en la licuadora y sacar una mezcla de ellos. 

Hasta aquí ya conocimos a los 8 protagonistas de la saga.

Recuerden, sino han leído Cinder no continúen.


En el libro pasado nos picamos con Kai, Cinder e Iko. Mencionaron a Winter y vimos una plática con Cress. Y para ponerle guinda al pastel, Cinder encontró la orna de su zapato. El capitán Carswell Thorne.

En este libro conocemos más de la mitad de los secretos sobre Cinder. ¿Porque Cinder terminó en New Beijin? ¿Quién era Garan? ¿Porqué solo recuerda a una mujer anciana? ¿Qué fue lo que realmente le sucedió? ¿Cómo llegó a la tierra? ¿En serio es lo que dicen que es?

Y como Cinder solamente tiene recuerdos de una pequeña granja en Europa de donde la llegó a rescatar Linh Garan, en compañía de Thorne y una robaba Rampion, traza su ruta para unirse a la de Scarlet.

¿Ven como todo encaja?

Hay una parte que me hizo grita como una desquiciada, pero solamente se los menciono para no entrar en Spoiler taaaan directos aunque ya lo hayan leído. 

El ritmo no disminuye, al contrario. Las cosas se ponen cada mes más tensas. Conocemos también los planes de Levana. Y aunque las primeras ¿30 páginas? son algo introductorias, les puedo asegurar que no aburre.

Y ni qué decirles de las últimas. Son aproximadamente 200 páginas de pura tensión. Como les dije en la reseña de Cinder, cada libro es mejor que el anterior. Recuerdo que cuando terminé de leer este libro, lloré, ya que había leído en la Internet que no iban a seguir sacando la saga, hasta que VR EDITORAS me devolvieron la felicidad. Tuve que esperar como 6 meses para leer Cress pero... Valió la pena.

Algo que si me desilusionó, aunque no de mala manera, es que en este libro no hay encuentro entre Kai y Cinder.

Y grité al ver otro final abierto ._.

¿Qué opinan de la continuación de la saga?


🌟🌟🌟🌟🌟/5
Excelente








4 comentarios:

  1. Hola guapa! He optado por no leerla por si me hacia spoiler.
    Me alegro de que te haya gustado tanto!

    ResponderEliminar
  2. Hola! Hace muy poco compre Cinder y aún no lo he empezado, así que mejor no la leo que no me quiero spoiler jejejeje, en cuanto les Cinder me pasaré a leerla! He visto que tienes reseña de Cinder me pasaré a verla enseguida 🤗🤗 un saludo y un beso, nos leemos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sería genial que te pasaras y me dejaras tu opinión.
      Besos!

      Eliminar